CAMPOS LABORALES DE UN ARQUITECTO

La creencia popular cuando las personas escuchan que alguien es Arquitecto viene con tres opciones: que esa persona diseña, que esa persona construye ó que esa persona forzosamente se dedica a hacer ambas, además de que esto viene acompañado por el prejuicio de que sino se dedica a construir fracasó como arquitecto pues “¿de qué sirvió haber estudiado tanto tiempo sino es para construir inmuebles de algún tipo?”. Durante nuestros años de formación recibimos entrenamiento para desarrollar habilidades: plásticas, lógico-matemáticas, lingüísticas, espaciales, de análisis crítico, administrativas, sentido de la estética, etc. El campo laboral de un arquitecto es muy amplio sobretodo de aquellos que llegan a especializarse.

Las habilidades antes mencionadas aunadas a los intereses y especializaciones de cada uno dan como resultado que podamos ejercer cómo: Paisajistas, planificadores urbanos, restauradores, Investigadores, Museógrafos, Arquitectos expertos en iluminación, Arquitectos enfocados en desarrollar políticas públicas, arquitectos enfocados a resolver “los días posteriores” en una zona de desastre natural como lo es Shigeru Ban, Arquitectos relacionados con el desarrollo de Inteligencia Artificial enfocados a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, existen arquitectos que son artistas plásticos, valuadores de inmuebles, diseñadores textiles, fotógrafos, también los que diseñan mobiliario, algunos más son profesores, escritores e inclusive emprendedores.

Esto no quiere decir que esa persona desaprovechó el tiempo, o que fracasó, o que no supo capitalizar su formación, sino que visto desde la óptica de la necesidad de formar un crecimiento personal y profesional es completamente entendible. Hasta para temas de repostería sirven las habilidades desarrolladas durante nuestra formación. Así es cómo los Arquitectos construimos en diferente escala una profesión más integral.

 

Redactado por:

Arq. Andrea Carrera

 

 

La importancia de trabajar en entornos multidisciplinarios

Los seres humanos creamos una resistencia al cambio de hábitos, actitudes y rutinas porque los tenemos tan arraigados, nos da miedo o simplemente nos da flojera y es nuestra forma automática de manifestarnos. Para bien o para mal es una respuesta totalmente natural.
El miedo a dejar lo desconocido cuando tenemos en mente hacer un intercambio estudiantil durante nuestros estudios universitarios es normal pero también es un paso importante para poder llegar a donde queremos estar y sobretodo a donde merecemos pertenecer. Un intercambio es una puerta a convivir de primera mano con entornos muy distintos a los que estamos acostumbrados, desde la localización geográfica, el modo de vida, los traslados, el ser autosuficiente para casi todo, en muchos casos implica dominar un segundo o tercer idioma y el tener que adaptarse a la forma de enseñanza del país que nos recibe.
En este tipo de experiencias tenemos nuestro primer acercamiento con entornos multiculturales y a su vez entornos multidisciplinarios en los que aprendemos a manejarnos en distintas situaciones de la vida diaria. Este tipo de experiencias nos preparan para todo lo que vendrá más adelante y tendremos que superar con éxito. En el ejercicio profesional diario la multidisciplina se traduce a que tenemos que trabajar con ingenieros civiles, albañiles, fontaneros, electricistas, tablaroqueros, pintores, clientes, proveedores etc. en donde nuestro desempeño debe de ir en perfecta coordinación para poder llevar a cabo los proyectos a los que nos hemos comprometido a entregar en un fecha específica y calidad estipulada.

Para esta etapa, en teoría, ya tuvimos que haber desarrollado las suficientes habilidades para poder coordinarnos y poner al proyecto como prioridad principal más allá de nuestras diferencias. La diversidad de pensamiento siempre ha enriquecido de manera proactiva a quienes se han atrevido a ser parte de ella.
André Gide, escritor francés, decía que no se puede ver el océano si no se tiene el coraje de dejar la orilla. Cualquiera que haya dejado su patria algún tiempo podrá dar fe de esto.

 

Redactado por:

Arq. Andrea Carrera

GRANDES MAESTROS DE LA ARQUITECTURA

Hace unos días por fin pude leer un libro que llevaba dejándolo en la fila de espera por mucho tiempo se llama: “Vidas construidas. Biografías de arquitectos.” En él pude encontrar como Anatxu Zabalbeascoa y Javier Rodríguez plasman una enorme investigación sobre 20 referentes de la arquitectura que vivieron y ejercieron su oficio entre 1377 y 1943.
No todos son arquitectos como tal pues varios de ellos por su época también dedicaban sus horas de estudio a otras disciplinas en donde sus aportaciones fueron cruciales en sus campos de investigación.
A través de estas biografías podemos conocer de donde vienen, como se formaron y que era lo que los hacia mantenerse en la contienda. Los protagonistas de estas historia que aquí aparecen son:
Filippo Brunelleschi
Miguel Ángel
Andrea Palladio
Gian Lorenzo Bernini
Francesco Borromini
Christopher Wren
Giambattista Piranesi
John Soane
Antonio Gaudí
Frank Lloyd Wright
Charles Mackintosh
Adolf Loos
Walter Gropius
Theo van Doesburg
Ludwig Mies van der Rohe
Le Corbusier
Antonio Sant’Elia
Alvar Aalto
Louis Kahn
Giuseppe Terragni
La aplicaciones del hormigón, acero y concreto, las historias de sus participaciones en el CIAM, sus historias personales de cómo emigraron de continente debido a la Guerra Mundial que les tocaba vivir, las infancias que los marcaron, los amores que les arrebataron, las personas con las que se cruzaron…todo eso los convirtió en lo que hoy conocemos de ellos.
Ellos fueron los referentes de sus épocas, en este libro no vemos el nombre de ninguna arquitecta por razones que ustedes descubrirán en estas páginas y que podrán comparar con otras bibliografías, sin embargo en la actualidad podemos conocer el trabajo de más mujeres arquitectas alrededor del mundo en donde se encuentran ejerciendo, proponiendo, construyendo, haciendo investigación y dedicando sus conocimientos a crear las nuevas bases y directrices con las cuales las generaciones actuales y venideras podremos tener referentes femeninos sumamente preparados y adaptados a los cambios que como humanidad estamos experimentando.

 

REDACTADO POR:
ARQ. ANDREA CARRERA

 

LA ÉTICA COMO BASE DE NUESTRO DESEMPEÑO

Cuando nosotros hacemos una búsqueda rápida sobre la ética podemos encontrar que existen ciertas clasificaciones según su aplicación: ética medioambiental, ética biomédica, ética en los negocios, ética animal etc.
Para efectos de la construcción podemos encontrar que en México, en pleno 2019, tenemos ambigüedades y vacíos en leyes y reglamentos dentro del sector que en muchas ocasiones llegan a ser utilizados para beneficios de particulares ¿que podemos esperar de personas que no respetan las reglas básicas y su manera de actuar afecta a todo un gremio?. Ahí donde vemos un problema existe una oportunidad. Considero que la pregunta aquí sería ¿que hago yo, como individuo, para mejorar las condiciones en que todos los que participamos del ramo de la construcción podamos ejercer en mejores condiciones, podamos dejar detrás el trabajo precarizado y accedamos a una mejor calidad de vida?

El reporte Boyer es un buen ejemplo de cómo la AIA (American Institute of Architects) por sus siglas en inglés (https://www.architects.org/architectureboston/articles/boyer-report), lleva al análisis siete principios para un buen ejercicio de la profesión. Este reporte fue creado con dos intenciones. La primera: examinar los problemas y las posibilidades de la arquitectura y la segunda: estudiar la desconexión entre la educación y la práctica así como la desconexión entre la arquitectura con otras disciplinas. Los siete principios que este reporte estudia son:
1) Una Misión Enriquecida: Que la práctica de un arquitecto vaya más allá de crear “belleza”.
2) Diversidad Con Dignidad: Este punto promueve el diálogo y el entendimiento entre todos los que participamos de esta profesión comprendiendo nuestras metas y fortalezas en conjunto.
3) Normas Sin Normalización: Entender la esencia de cada individuo y promover la preparación y la armonía en el ejercicio profesional de cada persona.
4) Un Currículum Conectado : La participación de diversas disciplinas es necesaria.
5) El Clima Para El Aprendizaje: La comunicación durante la etapa de preparación de un profesionista y después de ella es imprescindible.
6) Una Profesión Unificada: Un gremio que comparte con otros colegas lo que sucede al interior de sus despachos respecto a los retos y proyectos en curso será un gremio más fuerte gracias a esta retroalimentación, mentoría y oportunidades de trabajo donde la labor diaria realmente tenga un sentido de ejecución.
7) Servicio A La Nación: Los espacios que permiten que las personas puedan crear un sentido de pertenencia, exista la comunicación efectiva y empática son espacios donde realmente se crea un sentido de responsabilidad y ética donde existen compromisos morales.

Podrá existir bibliografía muy variada sobre la ética pero lo más importante es cuestionarnos ¿qué hacemos con ese conocimiento en nuestra vida diaria? ¿De que manera nos estamos conduciendo a cada paso?
“Un comportamiento inapropiado siempre será inapropiado, un acto bondadoso siempre será bondadoso aún si nadie nos está observando.”

Siempre es momento de hacer lo correcto.

 

REDACTADO POR:
ARQ. ANDREA CARRERA

¿CÓMO VIVIMOS LAS CIUDADES?

En una misma metrópoli los ciudadanos podemos tener diferentes experiencias en cómo nos desenvolvemos y desplazamos en nuestras actividades diarias. La visual y escala desde las que percibimos nuestra ciudad, nos moldea, y nosotros a ella.
Los desplazamientos en auto, moto, bicicleta, transporte público y a pie son muy distintos. La persona que se transporta en auto podrá decirnos desde su experiencia lo que experimenta y los largos minutos que vive dentro de su vehículo, los que hacemos uso de la bicicleta daremos testimonio de la experiencia visual y sensorial que nos representa el pedalear, sentirnos vulnerables con los vehículos motorizados tan cerca de nosotros y también de descubrir lo que la ciudad nos ofrece desde esa escala. El transporte público de las ciudades debería de ser una de las primeras opciones en la que los ciudadanos deberíamos de desplazarnos. Las personas que realizan desplazamientos a pie podrán decirnos que agradecen la sombra de los árboles, lo que enfrentan cuando caminan por una calle en buen estado con el arbolado y equipamiento cumpliendo sus funciones reales, lo que representa una calle bien iluminada cuando el sol ya se ha ido etc.

Las ciudades son lugares de encuentro. Jan Gehl, arquitecto Danés que a lo largo de su vida ha volcado su tiempo al estudio de la calidad de vida urbana, dice que: “En ciudades vitales, sostenibles, sanas y seguras, el prerrequisito para poder desarrollar una vida urbana es que existan oportunidades para caminar. Sin embargo, al tomar una perspectiva más amplia, salta a la vista que una gran cantidad de oportunidades recreativas y socialmente valiosas surgen cuando se las cultiva y se alienta la vida de a pie.”

Una ciudad se puede conocer de muchas maneras, sin embargo, no vamos a terminar de conocerla si no realizamos los recorridos conscientes a pie.
Y si, cómo dice el Uruguayo Quintín Cabrera: “Las ciudades son libros que se leen con los pies».

 

Te invitamos al Nuevo Taller que tenemos para ti: «Casa Sustentable: ¿Inversión o gasto?»
Aprende los beneficios que se obtiene al invertir en un proyecto sustentable, y como convencer a tu cliente de hacerlo.
Redactado:
Arq. Andrea Carrera
Twitter: @andreacarrerap
– Lee todas sus colaboraciones –