La primera vez que en el continente americano se escuchó sobre el término “Asociación Público-Privada” fue en el siglo XX en Estados Unidos. Una Asociación Público y Privada (APP) son una serie de acuerdos entre el gobierno de un país y su sector privado con el fin de proveer infraestructura de calidad a los ciudadanos, que impulse el desarrollo económico y social de la nación en donde se lleva a cabo el proyecto. La gobernanza de cada país tiene un gran desafío frente a este tema sobretodo los países en desarrollo. De acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de México, una APP “permite(n) utilizar las ventajas del sector privado para construir, mantener y operar infraestructura pública y prestar los servicios relacionados a la misma, derivado de una adecuada distribución de riesgos y el establecimiento de sinergias que se traducen en bienes y servicios públicos a menores costos con relación a otros esquemas”.

 

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) identifica 11 principios que condicionan la eficacia de las alianzas público-privadas generales y políticas:
1) Adoptar una visión estratégica nacional proactiva, con un enfoque estructural a mediano y largo plazo.
2) Utilizar a la asociación público-privada como instrumento para la formulación e implementación de estrategias.
3) Asegurar el liderazgo de los organismos responsables.
4) Desarrollar una cultura institucional a mediano y largo plazo en el sector público.
5) Contar con al menos una agencia de ejecución para apoyar al sector privado por cada área prioritaria de la estrategia.
6) Coordinar las acciones entre ministerios/agencias.
7) Contar con un servicio civil no politizado, profesional y con amplia capacidad técnica.
8) Evaluar los incentivos en cuanto a su gestión individual y en su articulación para lograr un efecto sistémico.
9) Realizar una gestión eficaz de los programas e incentivos.
10) Evaluar la aplicación y el impacto de las estrategias en relación con sus objetivos.
11) Estructurar la asociación público-privada para minimizar el riesgo de que el gobierno se vea capturado por el sector privado.

 

Como podemos darnos cuenta estas alianzas son de suma importancia para poder convertir ideas en proyectos tangibles en beneficio de los ciudadanos. Lamentablemente malas prácticas que se presentan en ocasiones durante el proceso hacen que la credibilidad y potencial de esta vinculación se desvirtúe.

 

Te invitamos al NUEVO TALLER de «Casa Sustentable, ¿Inversión o gasto?» donde conocerás la diferencia entre la construcción sustentable y la construcción tradicional. 

Para mas información envía un correo a: info@taller210.com o contáctanos a cualquiera de nuestras redes sociales (@taller210)

 

Redactado por:

Arq. Andrea Carrera

Twitter: @andreacarrerap